Origen

Esta corriente artística surge a finales del siglo XIX  principalmente en Francia y Bélgica.

Jean Moréas definió el simbolismo como:

Enemigo de la enseñanza, la declamación, la falsa sensibilidad y la descripción objetiva.

Y si bien se desarrolló en todas las artes, en la literatura expresa un rol determinante por el cambio de paradigma que venía del realismo.  Platicaremos más a detalle este punto a continuación.

Odilon Redon. Haunting. 1893–94

El Manifiesto Simbolista

Los representantes del simbolismo asumen que el concepto de "lo ideal" es su principal motivación.

Es una expresión artística que busca encontrar las verdades absolutas, rompe con el método directo de observación como lo hacía el realismo y naturalismo.

Cuando se muestra una narrativa sobre la naturaleza o el hombre es un medio para la creación del símbolo, un significado que se deposita en la forma. Un mensaje que se plasma en la imagen.

Se manifiesta con metáforas, con formas ambiguas, imaginarias y sugestivas.

Literatura simbólica

La literatura simbólica surge como contracultura que busca la experimentación de los sentidos a través de la palabras.

Imponen formas herméticas y juegan con la sintaxis de diferentes idiomas para expresar una narrativa que se acerque a un momento psíquico, sensorial y metafórico.

Los inicios de esta corriente los empieza una pareja de escritores llamados Verlaine y Arthur Rimbaud. Él en su obra más influyente llamada la Alquimia del  verbo expone los excesos de un joven que solo vive para llegar a ser vidente y dominar sus sentidos.

Ella por el otro lado, con una de las obras más representativas del simbolismo, recapitula la vida de varios escritores y recrea una interpretación sobre cómo los personajes de sus obras influyeron notablemente en su forma de vivir y sentir.

Gustave Moreau, (1826-1898)

Técnica

Uno de los principales objetivos es crear una imagen subjetiva entre la obra y el espectador. Es de las primeras corrientes que le da prioridad a crear contenido original, subversivo y obscuro.

Resaltan características sobre el color, dandole énfasis al sentido de lo sobrenatural.

Además de poner al centro de la conversación una nueva interpretación de la mujer y el hombre, una más cruda, menos romántica, más compleja.

 

Carlos Schwabe. Spleen and Ideal. 1890

Principales Representantes

Gustave Moreau

Gustave Moreau. La Licorne. 1885

Gustav Klimt

Gustav Klimt. Death and Life. 1910–15 

Odilon Redon

Odilon Redon. Salome with the Head of Saint John the Baptist. 1880

Carlos Schwabe

Carlos Schwabe. Death Day.

Gracias por leer

Comparte y si te interesa leer sobre las demás corrientes haz click aquí

Fuentes

Autor: sara mn