Leonora Carrington nació el 6 de abril 1917 en Lancashire, Inglaterra, en una familia de la alta sociedad inglesa. Su educación fue en casa, por una institutriz francesa, un instructor de religión y una nana, quién la introdujo al mundo fantástico de las hadas a través de libros.

En 1932 ingresa a un internado en Florencia, Italia; donde estuvo en contacto con grandes galerías de arte y vio la obra de grandes maestros italianos. En 1936, comienza sus estudios en arte en la Amédée Ozenfant Academy de Londres. Es durante sus estudios en la academia, cuando empieza a crecer su interés por el surrealismo, especialmente con la obra del alemán Max Ernst.

Un año después, a sus 20 años, conoce y se casa con Max Ernst. Se muda con él a París y allí conoce a artistas del círculo surrealista como Pablo Picasso, Salvador Dalí, Joan Miró y André Breton. Para 1938, la obra de Carrington ya era presentada junto con otros surrealistas en exposiciones y galerías de París y Ámsterdam.

“No tuve tiempo de ser la musa de nadie… Estaba demasiado ocupada rebelándome contra mi familia y aprendiendo a ser una artista”. – Leonora Carrington

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, Ernst fue arrestado y Leonora huyó a España. Después de sufrir un colapso nervioso, fue internada en un hospital psiquiátrico de Santander; un evento que la marcaría de por vida pues fue sometida a un tortuoso tratamiento y que quedó plasmado en su obra literaria Memorias de abajo.

Leonora viajó a Lisboa para encontrarse con su amigo Renato Leduc, un diplomático mexicano con quien contrajo matrimonio, para otorgarle la nacionalidad mexicana y un pasaporte para poder viajar a Nueva York.

Después de un año, Leonora llegó a la Ciudad de México en 1943, donde conoció a un grupo de artistas refugiados de la Guerra Civil Española, entre ellos, su entrañable amiga Remedios Varo y su esposo, Emérico Weisz.

Su pasión por el surrealismo, las doctrinas esotéricas, la brujería, la alquimía y el inconsciente se vió reflejada en toda su obra. Fue en México donde Leonora maduró como artista y produjo la mayor parte de su obra: pinturas, esculturas, litografías, tallado de madera y cerámica, diseño de joyas, escenografía y libros. Expuso su obra en Estados Unidos, México, Japón y Brasil.

“Uno no decide pintar. Es como tener hambre e ir a la cocina a comer. Es una necesidad, no una elección”. – Leonora Carrington

Participó en el Movimiento de Liberación Femenina de México en la década de 1970, fue nombrada Ciudadana de Honor en la Ciudad de México y recibió el Premio Nacional de Bellas Artes en 2005.

Leonora Carrington murió en la Ciudad de México en 2011, a los 94 años de edad.

Obras

Leonora Carrington, Autorretrato, 1937-1938.
Leonora Carrington, La comida de Lord-Candlestick, 1938.
Leonora Carrington, La Giganta, 1945.
Leonora Carrington, Pain Chant, 1947.
Leonora Carrington, La artista viaja de incógnito, 1949.
Leonora Carrington, El Nigromante, 1960.
Leonora Carrington, Quería ser Pájaro, 1960.
Leonora Carrington, Adieu Ammenotep, 1960.
Leonora Carrington, El mundo mágico de los mayas, 1964. Mural en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México
Leonora Carrington, El Ancestro, 1965.
Leonora Carrington, Operation Wednesday, 1969.
Leonora Carrington, Autorretrato con corbata ortopédica negra, 1973.
Leonora Carrington, El laberinto, 1975.
Leonora Carrington, The Lovers, 1987.