Gadra Kilomba presenta una instalación performática que busca evidenciar, a través de la historia griega de Narciso y Eco, la falta de representación de la voz de la mujer en ambientes de poder, incluyendo la discriminación y clasismo de la élites.

En su pieza, la artista Grada Kilomba parte de este mito para establecer una analogía con la sociedad poscolonial que habitamos, a la vez que cuestiona las políticas de representación.

Una presentación que incluye teatro, danza y sonido se encuentra disponible de manera gratuita y hasta mayo en la página oficial del museo.

Haz click aquí para acceder