Remedios Varo, creadora de mundos alternativos, productora de sí misma y de su identidad. Fue una pintora surrealista, escritora y artista gráfica española, exiliada política en México y naturalizada mexicana.  

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga nació el 16 de diciembre de 1908 en Anglés, Girona, España. Su padre, Rodrigo Varo, era ingeniero hidráulico que por su profesión la familia viajaba por toda España y Marruecos. En 1917,  la familia se instaló en Madrid.

En 1924, Remedios Varo ingresó a la Academia de San Fernando de Madrid, convirtiéndose en una de las primeras estudiantes y donde compartió tertulias con Salvador Dalí y Federico García Lorca.

Terminó sus estudios en 1930 y ese mismo año, en San Sebastián, contrajo matrimonio con su compañero de estudios, Gerardo Lizárraga. La pareja vivió un año en París y posteriormente en Barcelona.

Foto: Remedios Varo y José Luis Florit

Instalada en Barcelona, Varo trabajaba en una casa de publicidad y empezó a interactuar con la escena del surrealismo. Se unió a al grupo de artistas de vanguardia Logicofobistas, al que también pertenecieron José Luis Florit, Óscar Domínguez y Esteban Francés. El grupo, perseguía la síntesis del espiritualismo y del surrealismo.

En 1935, junto con José Luis Florit expuso sus dibujos en Madrid. En 1936 participó en la Exposición Logicofobista realizada en la galería Catalonia de Barcelona, con tres obras, entre ellas: El agente doble.

“Este movimiento tenía por objetivo aunar el arte y la metafísica de un modo que desafiara a la lógica y a la razón”
Cartel de la Exposición Logicofobista en 1936, en Barcelona, España.
Benjamin Peret, Remedios y Andre Breton en Marsella

Durante la Guerra Civil Española, en 1936, Varo conoció al escritor francés Benjamin Péret y en 1937 se casaron y huyeron a París. Estando en la capital francesa se relacionó con el círculo íntimo de André Breton, conoce a Max Ernst, René Magritte, Victor Brauner, Joan Miró, Wolfgang Paalen y Leonora Carrington, con quien estableció una íntima amistad que conservaría durante toda su vida.

Remedios Varo participó en varias exposiciones de los surrealistas, como la Exposition Internationale du Surréalisme, de 1938, y Le Revé dans l'Art, en 1939.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Remedios Varo y Benjamin Péret abandonaron París y se instalaron en México en 1941.

Llegué a México buscando la paz que no había encontrado, ni en España, la de la revolución.. ni en Europa, la de la terrible contienda, para mí era imposible pintar entre tanta inquietud. – Remedios Varo
Foto: Remedios y Benjamin Peret en México, 1941

Durante la década de 1940, Remedios realizó diferentes trabajos artesanales, de decoración y publicidad. Forma un círculo de amigos: César Moro, Esteban Francés, Gerardo Lizárraga, Leonora Carrington, Octavio Páz, Ghünter Gerzso y otros.

En 1947, Remedios se separa de Péret, ella se incorpora a una expedición científica francesa a Venezuela durante dos años.

Remedios contrajo matrimonio en 1952 con el político austriaco Walter Gruen, quien la persuadió para que dejara el arte comercial, y le brindó las condiciones para que la artista pudiera dedicarse de lleno a la pintura.

La década de los 50 fue la etapa más prolífica de la artista; tuvo su pimera exposición individual en 1956 en la Galería Diana de la Ciudad de México. Su obra representó a México como parte de diversas exposiciones en distintos lugares del mundo, junto a pinturas de Leonora Carrington, Frida Kahlo, Juan O’Gorman, Lilia Carrillo y Manuel Felguérez.

Remedios Varo, Armonía, 1956

En sus obras, Remedios Varo buscó dar fuerza a la imagen femenina y representar a la mujer como un sujeto, no como un objeto de deso masculino. A través de sus obras denunció la realidad de desigualdad y sumisión; en sus obras son representadas mujeres o andróginos femeninos, protagonistas de descubrimientos o realizando cualquier otra actividad libremente.

Varo creó mundos alternativos, sus obras están inspiradas en la magia, la alquimia, lo sobrenatural, la ciencia, la armonía cósmica y en el deseo de aumentar la autoconciencia y la exploración de las profundidades del subconsciente humano.

Remedios Varo falleció de un infarto en 1963 en la Ciudad de México. En su estudio estaba su último cuadro: Naturaleza muerta resucitando, y el boceto de un cuadro que llevaría el título de Música del bosque.

Obras

Remedios Varo, Composición, 1935
Remedios Varo, Le désir, 1935
Remedios Varo, El agente doble, 1936
Remedios Varo, Las almas de los montes, 1937
Remedios Varo, Títeres vegetales, 1938
Remedios Varo, Insomnio I, 1947
Remedios Varo, Armonía, 1956
Remedios Varo, Creación de pájaros, 1957
Remedios Varo, Papilla estelar, 1958
Remedios Varo, Minotauro, 1959
Remedios Varo, Nacer de nuevo, 1960
Remedios Varo, Hacia la torre, 1960
Remedios Varo, Naturaleza muerta resucitando, 1963
Remedios Varo, Música del bosque, 1963

Fuentes

Biografía
Vida y Obra
Remedios Varo: La pintora inconforme que le dio un giro al surrealismo