El confinamiento nos ha demostrado que podemos adaptarnos a una nueva forma de disfrutar y asistir a eventos en la distancia.

El Teatro La Capilla ha logrado abrir sus puertas digitalmente con una programación semanal a través de zoom, que durará hasta septiembre. La programación ha sido adaptada a este nuevo escenario/lenguaje y hasta las audiciones se han hecho virtualmente.

Mientras haya vida, habrá teatro y, mientras haya teatro, habrá vida.

Hay funciones todos los días, en su sitio web puedes consultar toda la programación y adquirir las entradas con un costo de $100 o $200.

Estas son algunas de las obras con función en esta semana:

Ejecutor 14

Un viaje hacia el paisaje interior del último sobreviviente de una guerra civil. Un hombre común, frágil e inocente, que los acontecimientos van a transformar poco a poco en un verdugo. Un hombre que ha perdido los últimos rastros de lo que lo hacía humano. A menos que esta reconstitución de los hechos que permite el teatro le pueda devolver su humanidad y permitirle encontrar la paz.

Menelao Rapsodia

Menelao, rey de Esparta, ha caído locamente enamorado por Helena, pero Paris se la robo. Simon Abkarian imagina aquí el monólogo de Menelao, preso de los sentimientos más violentos y contradictorios, de la rabia a la desesperación, de la ebriedad a la nostalgia. Resulta una palabra a la vez cruda, trivial y tierna, por desbordante de amor.

En el umbral

En el Umbral se encuentran las voces de Woolf, la añoranza de Plath y la rabia de la Pizarnik. Aquí es donde vemos su obra junto con ellas, sus palabras cobran vida y la música también ¿Qué musa las llevó desde su infancia hasta tomar la decisión de volver una metáfora sus propias muertes?.

Sara y el silencio

Natalia ayuda a Mateo a reconstruir una historia, el deseo por entender el pasado, la necesidad de sentirse amado y el poder volátil de la muerte serán quienes jueguen el papel principal en esta historia. Érase una vez…

La casa once

La última morada de un ser humano puede ser el lugar donde muere o el sitio al que va después de fallecer. Lo que comienza siendo una asamblea rutinaria de condominos, puede convertirse en una tenebrosa visita a la tumba No. 11 de algún panteón. Probablemente el último semáforo que se active sea el negro. Te invitamos a la reunión vecinal de zoom donde se darán todos los detalles.

¿Duermen los peces?

El hermano de Jette, Emilio, sólo cumplió seis años. Jette nos cuenta cómo fue su vida desde que Emilio cayó enfermo, y hasta que de repente no estaba más allí. Jette recuerda las vacaciones felices en familia, los juegos entre hermanos y todas las preguntas que le ha hecho a su papá, y que nunca han tenido respuesta: ¿A los gusanos les da gripa?, ¿por qué el sol está tan caliente?, ¿qué nos pasa cuando estamos muertos?, ¿estar muerto es como estar dormido?, ¿los peces duermen? Algún día las nubes negras de tristeza y rabia que Jette ha estado pintado durante un año volverán a ser blancas y alegres.